viernes, 23 de mayo de 2008

53.- LA BMW SE ARREGLA SOLA

Habíamos quedado en que la BMW no arrancaba, que solo hacia click-clack al tocar el boton de arranque, sin que llegara a girar, y que como tuve visita dejé para otro día el arreglo. En este espacio de tiempo he consultado en bmwmotos.com sobre cual podría ser la causa. Tavi y Bmwero me dijeron que podría ser el relais de arranque, que lo comprobase y lo limpiase. Joeseph que podría ser uno de los dos fusibles que hay en el faro, Jalegar que podía ser la batería, Motoroto que probase a darle unos golpecitos en la carcasa para ver si se soltaba, etc. Yo, por mi parte, optimista como siempre, pensaba que iba a ser que se había soltado una de las soldaduras de las escobillas, porque teniendo en cuenta mi fama de soldador... El caso es que ayer me planté en Ronda dispuesto a dejar el asunto zanjado; cerré el circuito con el desconectador de batería, puse el contacto, toqué el botón de arranque y esto es lo que pasó:

video

que la moto salió andando. Si hubiese arrancado con la mano derecha en vez de hacer virguerías para sujetar la cámara, y hubiese abierto el grifo de la gasolina, no dudo que habría arrancado mucho mejor, pero de todas formas lo que interesa es que el motor de arranque se movió sin problemas.
Aún así, desmonté el depósito y mire el relais de arranque, que tenía bastante porquería; posiblemente no se hubiese desmontado desde que la moto salió de la fábrica en junio del 83.

las patillas de contacto estaban realmente sucias

por lo que las limpié con un cepillito de puas de bronce

y volví a colocar el relais en su sitio, pero ahora con mejor aspecto.

Si el fallo estaba aquí, supongo que no volverá a presentarse en otros 25 años. Si estaba en otro sitio volverá a pasar y entonces me enteraré de la causa.
Para aprovechar el día, monté el cuentakilómetros de la OSSA en el faro, y continué quitándole porquería al tubo de escape y al silenciador.

Debajo de la inmensa capa de roña que tenía, el codo presentaba una serie de bollos que nos cuentan un poco lo mala que ha sido la vida que ha llevado esta moto, que ha debido andar más en horizontal que en vertical y más por caminos que por asfalto.

No veo otra forma de arreglar estos bollos que rellenándolos con metal, para lo que uso el soldador, y después lo lijaré todo muy bien, a ver que tal queda.

Y este de aqui es mi hermano Joaquin, el auentico dueño de la OSSA, por mas que sea yo el que la está intentando restaurar, y al que le prometí sacarlo en este blog. Ahí quedó.

El silenciador de la OSSA tampoco está libre de bollos, pero como aquí la temperatura es mas baja probaré a rellenarlos con algún otro método.

De todas formas, visto el estado en que se encuentra todo, el color del escape va a ser negro. A ver si este fin de semana lo dejo acabado, que ya le queda poco.

martes, 20 de mayo de 2008

52.- EL CUENTAKILOMETROS DE LA OSSA

Si la OSSA parece que ha salido de una excavación, el cuentakilómetros no le va a la zaga. La intemperie, el barro, el tiempo y el sol lo han dejado de auténtica pena. Sin ir mas lejos, el aspecto de la placa de plástico donde van inscritas las velocidades, y a cuyo través deberían verse los kilómetros recorridos, tenía el siguiente aspecto

Esto era totalmente irrecuperable, así que había que reconstruirla de alguna manera. Recordé que tenía alguna cajita de plástico de algún juguete de la que podría recortar una placa similar y me puse manos a la obra: la dibuje sobre ella

la recorté con mucho cuidado y le limé posteriormente los bordes

Una vez acabada la plaquita limpié y engrasé el mecanismo interior y pinté un poco el interior del cuentakilómetros, eso sí, a pincel, con lo que el resultado no ha sido todo lo favorable que hubiera querido, pero en cambio he logrado respetar el anagrama de OSSA que había en el centro.

Para acabar, transferí a la placa unos cuantos números adhesivos para aforar el cuentakilometros. Como no los he encontrado por toda Sevilla en blanco, los he tenido que poner donde no van, pero el resultado es satisfactorio, al menos medianamente satisfactorio. Si encuentro los numeritos en blanco los pondré como Dios manda. La aguja, muy pasado el plástico por el tiempo y el sol, se partió al extraerla, por lo que hube de pegarla y pintarla nuevamente. Y el resultado final, a falta de montarlo en el faro, lo que haré el jueves, es este.

sábado, 17 de mayo de 2008

51.- EN MI PUEBLO CON JOESEPH

Hoy tocaba darle caña al tubo de escape y al silenciador de la OSSA, pero como las cosas no son como se planean, he venido todo el camino desde Sevilla hasta Ronda notando que el freno trasero de la BMW no iba bien. Me explico: el tacto era como escalonado; pisaba y notaba tacto duro, pero sin que llegase a actuar el freno, aumentaba la presión y se notaba un pequeño escalón y volvía a ponerse duro pero seguía sin actuar el freno, y finalmente se producía un segundo salto y ahí ya sí que frenaba bien, pero si levantaba el pie había que repetir todo el proceso. Lógicamente no es lo mas indicado para curvear, así que he venido todo el tiempo pensando en limpiar la bomba, sangrar el circuito y darle un repaso, en general, al freno trasero.
De todas formas, no me he olvidado del tubo de escape de la OSSA, y por ahí he empezado la mañana: limpia que te limpia, pero entre estropajo y estropajo he aprovechado para darle un repaso al freno.

En primer lugar me he ido al que tengo para reserva, el de la BMW que algun dia será algo mas que un chasis en pelotas, y le he quitado el freno trasero para ver cómo es por dentro "in situ", antes de meterle mano al otro.

Para empezar a verle las tripas, se retira la placa de plastico superior haciendo palanca con un destornillador

con lo que nos quedan a la vista los pasadores, el muelle y las pastillas

sacamos los pasadores ayudándonos de unos alicates (a veces hay que ayudarles dándoles un golpecito con un punzón por el otro lado)

Una vez fuera los pasadores, el muelle y el puente donde se apoya éste

tenemos a la vista y listas para extraer, las dos pastillas de freno. No hay mas que tirar de ellas hacia fuera y saldrán con toda facilidad. En la foto se ha extraido la superior y he dejado dentro la inferior para que se vea cómo van puestas

Una vez llegados a este punto no hay mas que quitar los dos tornillos que sujetan los dos lados de la pinza y abrirla por la mitad.

Quitamos el reten del pistón

y extraemos el pistón soplando por el orificio del hidráulico (con la boca no, claro, con el compresor)

Lo limpiamos todo muy bien y volvemos a montarlo todo siguiendo el orden inverso.
Y una vez hecho esto en la práctica, lo hago en la BMW, pero aprovecho para poner las pastillas de freno de la moto de practicas, que están mucho menos gastadas. Una vez montado todo, solo queda sangrar el circuito de freno, para lo cual se conecta una goma al sangrador y se deja puesta una llave 11 para poder abrir y cerrar.

La goma va a una botella para recoger el liquido de freno, que es bastante tóxico, corrosivo para las pinturas, etc, asi que mejor ponerlo aparte.

A continuación se empuja varias veces sobre el pedal del freno hasta que vemos que se pone duro, y a la vez que presionamos abrimos el sangrador con la llave, de forma que el pedal se nos hundirá completamente, siguiendo todo su recorrido, y parte del liquido de freno saldrá por la goma arrastrando las posibles burbujas que existiesen en el interior del circuito. Antes de soltar el pedal del freno cerramos el sangrador con la llave y repetimos la operación: bombeamos varias veces hasta que notemos el tacto muy duro, y sin dejar de presionar abrimos el sangrador y dejamos salir liquido hasta el final del recorrido del pedal, momento en que cerramos de nuevo la llave. Asi varias veces, hasta que consigamos que no salgan burbujas con el liquido. Si hiciese falta, se añade liquido de frenos en el depósito.

Y con esto creía yo que se había acabado el problema. Solo quedaba probar el freno. Llave de contacto, botón de arranque y ¡nada! un solo click debajo del depósito. De repente, sin avisar, el motor de arranque no funciona. Y eso que ni lo he tocado. Estaba en un tris de meterle mano a ver qué demonios había pasado, cuando llegó mi amigo José María, que había subido desde Málaga a hacerme una visita. Su moto es una prima de la mía, un poco mas mayorzona, pero prima al fin y a la postre.

Como la BMW no arrancaba me decidí por coger la Sprint. Nos fuimos a tomar unas tapitas a La Codorniz y despues bajamos al Tajo a hacer algunas fotos.

Y tras un rato de charla con unos moteros que habían tenido la misma idea que nosotros, subimos a Ronda y nos despedimos. Joeseph a Málaga y yo a Sevilla. El próximo día, mas, pero si alguien quiere saber algo mas de los entresijos del día, y sobre todo del montón de fotos que hicimos, están aquí.

lunes, 12 de mayo de 2008

50.- HOY TOCAN CARBURADORES

Hace tiempo que pedí dos juegos de juntas para los carburadores de la BMW, porque presumía que su estado no podía ser todo lo bueno que conviene para un funcionamiento redondo del motor, pero por una cosa u otra había ido posponiendo la sustitución, unas veces por flojera y otras porque estaba haciendo otras cosas en esta o en otra moto. Pero el sábado decidí que tenía tiempo como para hacerlo. Había programado arreglar la piscina de mi madre, que tenía una pequeña fuga, pero como estaba lloviendo y no iba a poder trabajar en ello, me encontré con unas horitas libres. Así que manos a la obra.

En primer lugar desmontar los carburadores (primero un lado y después otro, que no se nos líen) junto con sus toberas. Limpieza de las toberas con agua y jabón, y mientras se seca, a meterle mano al carburador. Primero se abre la cuba y se limpia muy bien con una brochita y los restos de gasolina que tenía dentro, y se seca con aire a presión, dirigiendo el chorro hacia los orificios que tiene para limpiarlos de cualquier porquería que se haya acumulado.

A continuación se desmonta el flotador; para ello se tira de la barrita que hace de eje (solo sale hacia un lado, hacia el que está ranurado; el sentido de salida se puede ver en la fotografía, y el extremo ranurado, dentro del circulo rojo) y a veces hay que ayudarla a decidirse golpeando en el otro lado con una puntilla. Una vez fuera se limpian bien la aguja y el orificio de entrada de la gasolina y se seca todo con aire a presión, y se vuelve a montar.

A continuación tenemos que sacar tres tornillos, marcados con A, B y C en la foto; es mejor sacarlos de uno en uno, limpiarlos, cambiarle su junta tórica, limpiar el orificio donde va alojado y montarlo, y después pasar al siguiente, porque si no se nos acumula el trabajo. El primero, el A, es el tornillo de regulación del paso de aire. Es conveniente tener cuidado al apretarlo para no dañarlo. Una vez vuelto a montar se apretará hasta el final (con cuidado, repito) y posteriormente se le dará una vuelta y cuarto en sentido contrario a las agujas del reloj (abriendo) para cuando acabemos con todo el montaje empezar el ajuste de la carburación.
El segundo tornillo, el B, es el "gicleur" de baja. Se desatornilla, se limpia, se le cambia la tórica, que como se ve en las dos fotos siguientes, especialmente en la segunda en que se ven la junta nueva y la vieja, estaba bastante tocada, se sopla y se monta.

En el siguiente, el C, que es el "gicleur" de alta, hacemos exactamente lo mismo: desmontar limpiar, soplar, cambiar la junta tórica y montar. Y ya que estamos aquí, pasamos a montar la junta de la cuba, si la junta de corcho, metiéndola en la ranura que existe a tal efecto. No se pone ningún tipo de sellador de silicona ni pasta de juntas ni nada. Para acabar con esta parte del carburador, volvemos a montar la cuba y nos aseguramos de que queda bien cerrado el clip de sujeción, que no es la primera vez que alguien pierde una cuba por el camino por darle una patada.
Después he desmontado el mecanismo de cierre del aire quitando los cuatro tornillos que tiene (previamente he desmontado el muelle, claro), he limpiado todo muy bien y he cambiado la junta.
He vuelto a montarlo teniendo cuidado de que todo vaya a su sitio y para acabar he abierto la parte superior del carburador (hace tiempo cambié los tornillos que traía de fábrica por unos tipo allen) he comprobado que la membrana estaba bien y he vuelto a cerrar.
Y para acabar, lo he montado todo en la moto y he comprobado que funciona todo bien. He hecho un mini reglaje de ralentí y carburación "a oído" y el próximo día la enchufaré al vacuómetro y la afinaré.
Las juntas que he quitado estaban bastante regularcillas, como puede verse.

Y para acabar el día, me he preparado tarea para la próxima jornada de trabajo: he desmontado el tubo de escape y el silenciador de la OSSA y los he dejado preparados para limpieza a fondo e intentar quitarle alguno de los muchísimos bollos que tienen.

Por el aspecto que tienen, me parece que va a ser difícil devolverles el cromado original, y posiblemente los ponga en negro, pero eso ya se verá cuando les meta mano.

martes, 6 de mayo de 2008

49.- IZNAJAR-ZAMBRA-SEVILLA CLASICOS BMW

Pues sí. Unos días atrás, el amigo Mr Twinflat había decidido organizar una quedada por su zona para conocernos, ya se sabe, ponernos caras, que ya está bien de conocernos solo por el apelativo, mote, o nick, que dirían los "modelnos". El sitio de reunión iba a ser Iznajar, y la hora las 9,30. Una hora muy propia para que se apunten todos los de Barcelona, Bilbao y Coruña, que les pilla al lado. Menos mal que a nosotros solo nos tocaba caernos de la cama y ya estábamos en Iznájar... ¿Qué son 132 km habiéndose zampado antes las carreras del mundial en China? Pues nada, una caída de la cama. En eso estaba pensando yo los días antes, y por eso me decidí a pedir el teléfono al organizador, no fuera a ser que por esas cosas de la vida llegásemos un poco mas tarde y nos quedásemos mas colgados que el mono de Angel Nieto.

Total, que el domingo, después de soñar con el 125, ver el 250 y la salida de MotoGP nos pusimos en marcha hacia Iznájar. La carretera no está mal, salvo un tramo entre el cruce de Ardales y Teba, que está en obras y es un autentico suplicio para la amortiguación y para los ojos, y no por que se te llenen de polvo, que también, sino porque eso de ver como tu moto totalmente reluciente se va llenando irremisiblemente del polvo que levantan las neveras que te preceden y las que vienen en sentido contrario, es muy, muy duro.
Sin mas incidentes llegamos a nuestro destino, pero por aquello de que uno no puede estar en todas partes, no me enteré de que en el foro se había dicho que quedábamos en la primera venta que hubiese en Iznájar llegando por la carretera de Priego, y mira por donde, nosotros no entrábamos por el norte sino por el sur. Total, que nos dimos un paseito por el pueblo. Para los que no lo sepan, la villa de Iznájar, cuyo nombre deriva del árabe Isn Ashar es el último municipio al sur de la provincia de Córdoba, prácticamente en el centro geográfico de Andalucía. Se encuentra a 110 kilómetros de la capital, en el vértice con las provincias de Granada y Málaga. Pertenece a la comarca de las Sierras Subbéticas. El término municipal tiene una extensión de 137,6 Km2. Está atravesado en sentido este-oeste por el río Genil, que aquí discurre por su cauce medio formando el embalse de Iznájar, el mayor de Andalucía con 981 hm3. Cuenta con una población de 4.854 habitantes, según el último censo del año 2.002. La población se reparte entre la villa y sus numerosas aldeas destacando El Higueral, Los Juncares, La Celada, Lorite, La Hoz, La Cruz, La Fuente del Conde o Los Ventorros de Balerma. El núcleo urbano se localiza a 37º 16´ de latitud Norte y 4º 18´ de longitud Oeste, a 533 metros de altitud sobre el nivel del mar. A sus pies se encuentran las aguas del pantano que le han dado forma de península.
En resumen, se trata de un pueblo muy pintoresco y cuyos habitantes son muy agradables y se recrean en observar e incluso fotografiar cómo unos cuantos mamarrachos con "amotillos viejas" se dan paseos por sus empinadas calles.
Volviendo a retomar el hilo, y hecha esta pequeña salvedad enciclopédica, por fin, y gracias al teléfono, conseguimos encontrar a los excursionistas; lógicamente, y segun se dijo antes, en la primera venta del pueblo viniendo por la carretera de Priego.

Allí nos encontramos, de izquierda a derecha, Maricruz, Juan (?) y (?), Joeseph, Mr Twinflat, Bokis, Silverio, y un servidor de ustedes, el fotógrafo. Perdón a los dos interrogantes, pero soy pésimo para retener nombres y si encima se me van a la media hora a una barbacoa... En la próxima quedada me quedo con sus nombres ¡palabra!. El desayuno que se pegaron los señores fue pantagruélico: unas tostadas de tamaño alpargata del Gasol con aceite y tomate, pero no como los catalanes, que lo untan un poquito; aquí se lo derramaron: dos dedos de ancho tenían las tostadas y dos dedos de ancho tenia el tomate. Maricruz y yo, que habíamos desayunado viendo las carreras, como los moteros de verdad, solo tomamos un cafelito.
Después de las presentaciones y alguna que otra historieta (magnifica la que contó Bokis referente al siento nuevo de Joeseph y su origen) se decidió subir al pueblo a ver el paisaje, que, por cierto, como veréis ahora en las fotos, vale la pena. Los dos barbacoados cuyos nombres no llegué a fijar en mi memoria se fueron para Málaga (espero verlos nuevamente en la próxima quedada) y nosotros, después de nuevas charlas bajo el chamizo (hay que ver lo que les gusta hablar a esta gente; si les gustara igual conducir...)

conseguimos sacar las motos y plantarnos en casi lo mas alto del pueblo, la plaza de la cruz de no se qué (otro nombre que no retuve).
Desde allí teníamos vistas hacia el castillo árabe

y hacia el pantano

Pero, nada, erre que erre, a seguir charlando de motos. Si es que les gusta a los chiquillos...

Pero es que con preciosidades como esta...

o como esta... (me parece que me estoy ganando un cariñito por lo menos)

¿quien se resiste a hablar de motos y moteras?
Despues de un buen rato de charla sobre carburadores, suspensiones, pinturas, reglajes, que causaban risa en mi esposa

y de volver a charlar de motos y sus cosas ante la mas veterana del grupo, la R90/6

nos pusimos en marcha con una temperatura, medida en el interior del carenado de mi moto de 39,4 ºC, lo que quiere decir un poquito de calor. La carreterita hasta Zambra, lugar donde íbamos a comer era agradable: buen piso y buenas curvas, pero íbamos demasiado despacio como para saborearla bien. No pasa nada, que para eso somos clásicos.
Aparcamos a la entrada del restaurante, todos excepto la K, con cuyo dueño (Bokis) Mr Twinflat había tenido ya alguna escaramuza dialéctica acerca de su grado de salazón.

Dimos cuenta en poco tiempo de una magnifica comida

y tras la sobremesa nos despedimos, con la promesa de repetir mas salidas como esta y con mas componentes del grupo. Ultima foto (con la K)

y nos despedimos, que aun nos quedaban cerca de 200 km por carreteras repletas de neveras peligrosas volviendo del puente para llegar a casita (188 exactamente).


Mas detalles sobre toda la salida, con mas fotos, opiniones y comentarios, en el foro de clasicas de bmwmotos.
Un buen dia.