lunes, 13 de abril de 2015

368.- GOMA NUEVA EN LA SPRINT Y EL EMBRAGUE DE LA DUCATI

La Sprint me ha dado dos avisos como de una cuarta en sendas curvas a la izquierda. Viendo cómo esta el neumático delantero, no me extraña. Lo que no me explico es cómo me he comido toda la banda izquierda cuando la derecha está todavía buena ¿Será un neumático asimétrico? 


Bueno el caso es que traía un Bridgestone BT021 que ha durado casi los 15000 km, pero lo voy a cambiar por un Bridgestone BT023, un poco más duro. Ya lo he pedido y lo montaré en cuanto llegue que este ya no me da confianza.
Por otra parte, aún no me han llegado los discos de embrague: Se ve que estos de Ducati no van tan rápidos como sus motos. En cuanto lleguen me pongo a la tarea y de paso intentaré quitarle ese sonido tan feísimo que tienen estos embragues en seco.


La goma ya está montada. Al final he puesto la Bridgestone BT 023 GT, todavía un poco más dura que la otra. A ver cuanto dura la dura. Desde luego, nada más probarla se nota en las curvas: se le insinua que hay que tumbar y ya se ha tumbado. ¡Cómo me gusta ir con gomas nuevas!


¡Qué mal se ve la goma! Como que estaba todo mojado y se he llenado de porquería. Bueno, es así de bonita.


Bueno, ya han llegado las piezas ¡veinticuatro días después de hacer el pedido! y encima no me han llegado todas las cosas que había pedido. Francamente, no me ha parecido un sitio que recomendase a mis amigos. A partir de ahora buscaré en el concesionario o ya veremos, pero me parece que no vuelvo a pedir en Proeuroparts.
En fin, vamos a lo que vamos: es feria en Sevilla, pero no es lo que más me gusta, ya lo sabéis los que me conocéis, así que ningún inconveniente para ir a trabajar.
A las diez ya estaba enfrente de la moto y con el primer problema enfrente, que no tengo una llave 32 para quitar la tuerca que sujeta el plato del embrague. A buscarla, pero es sábado y casi todo está cerrado. Al final la encuentro en un Norauto y me puedo poner a trabajar a las diez y media pasaditas.
Como ya había quitado la tapa del embrague el otro día, pues eso que me ahorro. Ahora a quitar los tornillos que sujetan los muelles. Tranquilos que no saltan. Antes de eso he marcado con rotulador verde la posición en que va el plato empujador con los tornillos, porque tienen posición, y aunque es facil verla porque el plato tiene un triangulo y uno de los tornillos tiene una muesca dividiéndolo en dos, mejor se ve con los colorines. Luego volvemos sobre esto.


Uno tras otro hasta que están fuera los seis tornillos, los casquillos y los muelles. Los reservamos porque nos van a hacer falta.


Una vez fuera los tornillos y los muelles ya podemos sacar el plato empujador, que tiene una varilla muy larga con unas tóricas que hay que comprobar si están bien, y si no, sustituirlas. Estas estaban bien, así que ni tocarlas.



Y ya podemos ponernos a sacar discos. Los primeros salen muy bien, pero para los mas profundos tendremos que ayudarnos con algún útil como por ejemplo una llave allen fina.


Cuando están todos fuera ya podemos ver el aspecto que presenta la campana del embrague, mas mordisqueada que el capuchón de un boli.


Y por ahora ya llevamos fuera unas cuantas cosas: tornillos, casquillos, muelles y discos. Seguimos desmontando porque la campana hay que cambiarla, que tiene un estado deplorable y eso hace que suene a rayos y truenos.


Ahora necesitamos de la artillería pesada: una llave para inmovilizar la maza del embrague y la campana y una llave de vaso de 32 mm para quitar la tuerca que sujeta la maza. A pesar de la longitud de los brazos de palanca, eché las asaduras para quitar la puñetera tuerca, que va apretada a 190 Nm, pero me parece que esta iba al doble. Con deciros que hasta salí a la calle a ver si encontraba algún pedazo de hierro o similar para aumentar el brazo de palanca... No lo encontré, pero el paseo me devolvió las fuerzas y entre eso y que la tuerca ya estaba aburrida, pues conseguí aflojarla.



Una vez fuera la tuerca encontramos diversas piezas y arandelas que pongo aqui en orden para cuando llegue el momento del montaje. De mas exterior a mas interior: tuerca, arandela de fijación, casquillo, arandela con forma de margarita, junta tórica y finalmente la maza del embrague.


Ahora, dejando la llave que sujeta la maza y la campana podemos desatornillar los ocho tornillos que sujetan la campana.


Una vez fuera todos los tornillos damos unos golpecitos a la campana para que se suelte, y a la calle.


Está bastante marcada como podéis ver en esta foto en que esta comparada con la nueva.


Limpiamos un poco toda la cavidad y empezamos a montar el embrague.


La campana se fija con sus ocho tornillos apretados a 15 Nm y a los que se les pone fijador de tornillos. Obviamente, tenemos que inmovilizar con la llave fijadora de la campana, si no gira cuando apretemos los tornillos.



Ahora montamos la maza. Esto no tiene mucha ciencia. Solo hay que ponerla en el eje.


A continuación ponemos la tórica y nos fijamos en que se quede bien puesta para evitar pellizcos indeseados.



A continuación la arandela grande con forma de margarita,


el casquillo,


la arandela de fijación


y, por fin, la tuerca, a la que no solo no le ponemos fijación, sino que la untamos en su interior con grasa de litio.


Y apretamos a 190 Nm, que es casi el límite superior de mi dinamométrica.



Una vez colocada la maza podemos empezar a poner los discos. En primer lugar dos discos lisos


seguidamente un disco con ferodo


seguimos con un disco liso especial, que tiene un lado cóncavo y uno convexo (es poquito, hay que fijarse bien para ver cual es cual) y lo ponemos con la parte cóncava hacia afuera.


ahora metemos alternativamente discos con ferodo y discos lisos, empezando con uno con ferodo y acabando con uno liso.


Ahora colocamos el plato empujador y tenemos en cuenta lo que antes decía que había marcado en verde, pero que en realidad no hace falta porque se ven bastante bien la muesca en el tetón y el triangulo en el plato, que deben coincidir.


Ahora colocamos los muelles, los casquillos y los tornillos y los apretamos en estrella a  5 Nm.




Y ya podemos colocar la tapa porque hemos acabado con el embrague. Ahora va bastante mejor y no suena a cascarria.
Antes


video

Después


De todas formas, poner el embrague fue facil comparado con lo que me costó volver a colocarle el carenado, pero por fin pude dejarlo en su sitio y enterarme para la próxima de cómo va. Por cierto, lo próximo que le haga, aparte de pegarle un petroleado y un buen lavado, será cambiarle las correas de distribución, que no sé que tiempo tienen, así que voy a empezar a buscarlas, que ya he visto lo que tardan en venir los repuestos.




Conclusión: cambiar el embrague en esta moto está chupado, todo lo contrario que en la BMW, en la que hay que desmontar media moto para llegar al disco de embrague, pero me temo que el reglaje de válvulas no va a ser tan sencillo como en la BMW. Ya lo veremos cuando llegue el momento.
Y con esto y un bizcocho...