domingo, 17 de febrero de 2008

36.- AJUSTE DE SILENCIADORES Y NUEVO ASPECTO

Siguiendo las indicaciones de Bmwero en www.bmwmotos.com foro de clásicas, he sacado las tripas de los nuevos tubos de escape Hoske de la BMW. Salen muy fácilmente: únicamente retirar el tornillo de fijación y tirar con unos alicates de la barrita que tienen soldada diametralmente. Es un tubo de unos 35 cm de longitud con doce agujeros y con dos chapas soldadas en el interior, de forma que se obliga a los gases a seguir una trayectoria con curvas, entrando y saliendo del silenciador.

Pensé, en un primer momento, en quitar una de las chapas, pero lo difícil del lugar de acceso para volver a soldarlas si no me gustaba el sonido, me hizo desistir de ello. En su lugar, hice cuatro taladros con una broca de 10 mm, de forma que aumentase la salida de gases, aun cuando tuviese que seguir los recovecos del silenciador, con lo que esperaba un sonido algo mas fuerte, sin llegar al estruendo del escape libre, y que el motor respirase un poco mejor.

Los resultados son bastante satisfactorios. He recogido en varias tomas de vídeo (aun no se muy bien como funciona mi cámara mueva, pero... ahí están).
En primer lugar probé la moto sin silenciadores. Se puede ver el dominio que tengo de la cámara en que no sé ni cómo se para la grabación. El motor también estaba frío, recién arrancado desde hacía una semana, de ahí el humillo (vapor de agua) y que se calase a los pocos segundos, pero puede oírse medianamente bien el sonido.
video

A continuación probé con el silenciador puesto; tal y como venía de fábrica

video

Y finalmente probé con las modificaciones que le he hecho, pero no consigo que el vídeo que tomé dentro del taller tenga sonido, por lo que he tenido que subir uno que hice cuando la saqué a la calle, poco antes de acabar la sesión de mecánica.

video

Con las motos hay que tener mucho cuidado, porque los celos salen de donde menos te lo esperas, así que para evitarlos, voy a poner un vídeo del sonido de la Sprint, que, como puede apreciarse, no tiene nada que ver con el de la R100RS. Es otro mundo.

video

Y para acabar, un par de fotos de cómo quedaron las motos: la Sprint lavada y la R100RS con minifalda: le he quitado los carenados inferiores y las defensas. Y queda muy bonita.

Por cierto, que se me olvidaba, el rendimiento con los nuevos tubos de escape ha mejorado notablemente. Se nota que la moto va mucho mas desahogada, sube más rápido de vueltas y llega a un numero de revoluciones por minuto mas alto que antes. A ojo de buen cubero calculo que ahora mantiene un crucero de unas 1000 rpm más que antes. Es decir, que si antes la llevaba a unas 4500 vueltas, ahora va cómoda a 5500. Eso implica que hay que tener cuidado con los radares. No todo iba a ser bueno...

jueves, 14 de febrero de 2008

35.- UN CABLECITO ERA EL CULPABLE

Arreglada la Sprint. Solo era un cablecito a la entrada de una de las fichas que se alojan en la parte anterior del carenado, que debido a un fallo de diseño se había roto. En efecto, el cable estaba demasiado ajustado en su longitud, de manera que con el tiempo y los giros de manillar se había ido estirando hasta romperse y quedar sujeto únicamente por la funda, y así, había momentos en que hacía contacto y momentos en que, por cualquier minima fuerza (baches, movimientos, etc) se perdía el contacto y se paraba el motor, aun cuando todo lo demás seguía funcionando. La culpable aparece en el esquema con un circulo. Y es lo malo de las averías eléctricas: que son muy fáciles de solucionar pero muy difíciles de diagnosticar.El Norick, que es un mecánico como pocos, y encima motero, encontró la avería a pesar de que la moto se empeñaba en no mostrar fallos en el taller, debido a que el dichoso cablecito se encontraba en posición de contacto. Le puso una ficha nueva con un cable mas largo en prevención de que la avería vuelva a presentarse, y hasta la revisión de los 20.000, que posiblemente sea en la nueva ubicación de I+D motos.

lunes, 11 de febrero de 2008

34.- ESCAPES NUEVOS :-)

Pues sí. Ya están puestos. Ademas he hecho gran parte de las operaciones que tenía pendientes. Empecé el sábado a mediodía. Lo primero que hice fue quitar los silenciadores viejos y comprobar que los nuevos eran los adecuados, ya que existían unos de 38 mm y otros de 40 mm de diámetro, y aunque había medido bien, no las tenía todas conmigo. Gracias a Dios no hubo problemas y la medida que me habian mandado era la correcta. La prueba fue satisfactoria: el silenciador encajaba correctamente en el escape y quedaba muy bonito, tal y como se ve en la siguiente foto.

Por cierto, los silenciadores se los compré a Boxertodo. Han tardado un mes y medio en servirmelos y en la hoja de pedido se especificaba claramente mi dirección y tambien la dirección de envío (si procedía). Como procedía que me lo mandaran a Ronda, pues les puse esa dirección, y a pesar de ello me los mandaron a mi dirección en Sevilla, con lo cual el pedido me lo han enviado mal y tarde. Es una referencia para procurar no hacer futuros pedidos a esa tienda. No me he quedado muy contento del servicio.
Siguiendo con el tema de montaje, he esperado a tener los silenciosos para hacer el cambio de las juntas de goma de los tubos de las varillas empujadoras del motor para no tener que desmontar todo dos veces. Empecé por desmontar el tubo de escape quitando la tuerca que lo une al cilindro con la llave adecuada, porque si se usa cualquier otra llave o método (golpes, llave en C...) se pueden romper las aletas. Hay que fijarse bien en cómo están colocadas las juntas para volver a colocarlas correctamente y evitar fugas de gases.

Después se quitan las sujeciones al chasis (dos tuercas del 19) y se aflojan los tubos que conectan ambos tubos de escape (llave Allen del 6 y llave fija del 10) y ya se pueden extraer los tubos, que en mi caso estaban algo agarrados, por lo que hube de darles unos golpecitos con un martillo de goma para aflojarlos. Los tubos de escape, como suele pasar con todas las cosas que son difíciles de limpiar por estar escondidas, tenían mas mugre que la bombilla de una cuadra.

Limpieza a fondo, y tras un buen rato de darle con un producto que compré el otro día, específico para limpiar aceros y cromados y que, bueno, no fue del todo mal, y después de un buen repaso con el pulimentador montado en el trompo

el resultado fue mas o menos aceptable

tanto para los tubos como para las tuercas

Después de limpiar por fuera lo limpié por dentro, para lo que me valí de un estropajo de níquel agarrado a la punta de un alambre y conectado al trompo, con lo que conseguía un efecto de deshollinado muy eficaz al hacerlo girar dentro del tubo. De todas formas no había demasiado hollín, lo que debe considerarse como un buen signo.

Una vez listos los tubos de escape, pasaron a reposar a la estantería en espera de montaje. A continuación, desconecté los carburadores de los cilindros, quité las pipas de las bujías y las bujias, y puse el pistón en punto muerto superior.

quité los culatines, las cuatro tuercas que sujetan los puentes de los balancines y las varillas empujadoras, y lo puse todo sobre un folio anotando exactamente la posición de cada uno de los elementos (admisión o escape, parte superior o inferior)

Tiré un poco hacia afuera del cilindro, retiré las gomas de los tubos

y puse las gomas nuevas, cuidando que la señal que traen (una rayita) quedase en la parte de abajo (a las seis en un modelo horario)

El aspecto de las gomas viejas comparado con el de las nuevas explicaba porqué rezumaban algo de aceite. Había que cambiarlas ya.

Volver a cerrarlo todo, apretando las tuercas con una llave dinamométrica a 4 kilos, ajustar las válvulas (0,10 mm en admisión y 0,20 mm en escape), volver a conectar los carburadores, y ¿quien resiste la tentación de arrancar su moto para ver como vomita fuego por la tobera de escape, antes de irse a tomar una bien ganada cervecita?

Es broma. Solo lo hice para comprobar la puesta a punto de válvulas (que no hiciese ruidos raros, vamos).
A continuación, ya era la mañana del domingo, montar los tubos de escape

montar los silenciadores nuevos, por cierto, son unos Hoske,

comprobar que las maletas quedaban bien

y regodearse con la nueva imagen, sobre todo por detrás (y aluego el culo que tiene...)

Finalmente, arrancarla y escuchar el nuevo sonido (cuando aprenda cómo se hace, pondré un vídeo de cómo suena)

Bueno, pues ya he aprendido (creo)

video

domingo, 10 de febrero de 2008

33.- ¿ENLACE ILEGAL EN MI BLOG?

Ha aparecido por las buenas en la parte izquierda de mi blog un cartel diciendo que el anuncio que hacía del blog "moto22" era ilegal. ¡Tócate las castañetas! Pues me gustaba moto 22; me parece un magnifico blog motero y por eso lo había recomendado desde aquí. Y la referencia la había tomado desde el propio blog moto22; más concretamente de la página de enlaces que el autor ofrece. Pero parece ser que a los dueños del tinglado (wbs blogs o algo así) no les gusta que se dé publicidad a sus cosas, aunque sea la modestísima publicidad que se le pudiera dar desde este sitio, que solo me interesa a mi y a muy poquita gente. Pues, sea: quito la referencia y que se metan sus blogs por donde les quepan. Y, por cierto, ellos sí que han escrito de manera ilegal en mi blog al cambiar la referencia que tenía por lo que a ellos les ha dado la gana. ¡Pandilla de piratas...!

martes, 5 de febrero de 2008

32.- VII EXPO-MERCADO DE VEHICULOS ANTIGUOS

A los amantes de las motos clásicas también les suelen gustar las neveras clásicas, aunque bastante menos. En mi caso no ocurre eso. No me gustan las neveras de ningún tipo, ni clásicas ni modernas, pero aun así, me llevaron el domingo pasado a una especie de mercadillo-exposición que se celebra todos los años en una venta de Espartinas. Ya había ido en alguna ocasión anterior y no me había llamada precisamente la atención por la poca presencia de motos que había. Pudimos ver muchos coches antiguos y menos antiguos; entre ellos los que mas me gustaron fueron: Un Renault Alpine amarillo,

un MG modelo no sé qué, rojo,

y un Ford modelo "Penélope Glamour".

De motos, como ya digo, la cosa andaba bastante escasa. Una Impala en la entrada marcando el territorio,
Una Honda 50 fuera de la exposición, montada en un remolque y lista para vender a precios astronómicos (de BMW de concesionario, vamos),

y la más bonita de todas, que mira por donde, también estaba fuera y no estaba a la venta.

Total: un día de paseo viendo antigüedades mas o menos restauradas-conservadas. Y al final casi nos mojamos con una nube pasajera. El año que viene que no cuenten conmigo.

domingo, 3 de febrero de 2008

31.- CASI ACABADOS LOS PRELIMINARES Y CAMBIO DE JUNTA

Después de un día de trabajo de los de verdad, el taller empieza a quedar como debe quedar. Aún me faltan por montar dos estanterías, pero van a dedicarse a otros menesteres distintos de las motos, así que, por lo que respecta exclusivamente al taller, la cosa queda como se ve en la foto siguiente (en realidad son cuatro fotos unidas con el photostitch, un programita muy apañado).

Entre estantería y estantería aproveché para cambiar la junta del cárter del motor de la BMW, y de paso cambiarle el aceite, que ya le tocaba. Catorce tornillitos tiene el cárter, y una vez extraídos el cárter cae por su propio peso.

La junta estaba aplastada por el peso de los años y rota en algunos sitios. No obstante la estanqueidad era buena; no en vano se trata de una junta de varios milímetros de espesor y sujeta, como ya dije antes, por catorce tornillos.

Aproveché, ya que tenía la tapa del cárter en la mano, para quitarle toda la mugre que se acumula ahí abajo y que por estar en un sitio poco accesible suele permanecer y amontonarse. Había algunos pequeños desperfectos en las aletas de refrigeración, posiblemente por bajar por escalones demasiado altos, pero sin importancia. El resultado de la limpieza en la siguiente foto.

Ademas, aproveché para limpiar un poco todo el interior, especialmente el filtro de la bomba de aceite.

Colocar junta nueva y a su sitio.

Dos litros y medio de aceite nuevecito (mineral 20w50) y a volar.

sábado, 2 de febrero de 2008

30.- EL HOMBRE PROPONE, DIOS DISPONE...

... y la Triumph se descompone.
Pues sí. Ayer tarde empezó a fallar la "centralita". La moto funcionaba de manera irregular, con fallos continuos en la combustión y se paraba cada dos por tres. A duras penas y jugándome el pellejo por la cantidad de coches que había y los fallos tan tremendos que tenía la moto, con bloqueos de rueda, acelerones intempestivos y paradas de motor, pude llegar al taller de I+D. Y allí se quedó la pobre. El único consuelo que me queda es que está en garantía.
No es la primera vez que le pasa algo relacionado con la electrónica. Ya una vez, al recogerla de la revisión de los 10000 km no quiso arrancar y hubo que modificarle algunos parámetros, no se cuales, porque de eso estoy pegado, y otra vez, en Ronda, no quiso arrancar e incluso llamé a la grúa para traerla hasta Sevilla, pero mientras la esperaba arrancó, con lo que anulé el servicio y pude volver sin problemas a Sevilla. Otra cosa que también me estaba mosqueando un poco es el consumo, que estaba en 6,1 litros a los 100 km, cuando estoy leyendo por ahí que muchos usuarios tiene consumos mucho mas bajos. Lo achacaba a mi manera de conducir, pero quizás no sea más que otra manifestación de la dichosa "centralita", que va como le da la gana.
Ya veremos que me dice el Norick el lunes.
Mientras tanto, me lleva mi mujer a Ronda en el coche y haré lo que tenía planeado para hoy, pero me volveré en la BMW, que de electrónica tiene solo lo justito, sin alardes que te dejen tirado (espero).