domingo, 4 de enero de 2009

102.- TRAS LOS ULTIMOS RETOQUES, SE FASTIDIO EL INVENTO

Bueno, no es tan tremenda la cosa, pero como hay que poner algún título...
Vamos al principio: he salido esta mañana con la Triumph a eso de las nueve y media. El día precioso: algunas nubes por poniente, pero de las bonitas, de las blanquitas regordetas, esas que ni tapan el sol siquiera. Otra cosa era el panorama hacia levante: allí a lo lejos se veían nubes grises copando todo el horizonte; nubes de las de mojarse, si, esas que conocemos tan bien porque no nos han dejado un rato tranquilos en los dos últimos meses. Efectivamente, desde que llegué a Utrera no volví a ver el sol hasta que volví a pasar por Utrera esta tarde, y desde Algodonales hasta Montecorto una niebla espesísima, tanto que ha habido tramos en que he preferido seguir a alguna nevera para protegerme. A pesar de que no se veía ni el cuentarrevoluciones, algunas neveras sin luces ¡incomprensible! Llegué a Ronda con frío, y he estado pasando frío todo el día. Los planes de hoy no eran mas que poner el depósito y las tapas laterales a la Honda, ponerle gasolina y ver si arrancaba, probarla un poco e intentar dejarla lista para asegurarla. Lo de poner el depósito y las tapas lo hice en un momento. La saqué a la calle y le hice un par de fotos con luz del día, eso si, nublado, que no todo va a salir bien.

Después tuve que hacerle una transfusión de cinco litros de gasolina de la BMW, probé a arrancarla y arrancó, de ahí mi cara de satisfacción. Hay que ver, hacerme el vídeo con los guantes Vileda...

video
Una vez subido en la moto me di cuenta de que la tija superior estaba totalmente despintada por el roce de las llaves. No había visto esto antes porque como la moto ha estado casi todo el tiempo en alto, pues no había tenido ocasión de fijarme.

Pero como esto de la pintura está ya mascado (:-/) le hice un empapelado rápido (enmascarado, en términos propios de la profesión, ejem).

Y le di un par de pasadas de pintura, con lo que creo que debe quedar presentable para una temporada.

Mientras se secaba la pintura he enmascarado un poco el depósito de la OSSA y le he pintado un poco más del ribete dorado. Ya me queda menos, pero son las curvas, las partes más difíciles.

Una vez seca la tija, me di un par de vueltas para probar frenos, acelerador, etc. Conclusiones: están algo duros el cable del embrague y el cable del acelerador; quizás sería conveniente cambiarlos, o por lo menos desmontarlos y engrasarlos adecuadamente. Los frenos van bastante bien; desde luego son mucho mejores que los de la BMW, y la marcha es suave y muy agradable. Me parece que nos vamos a llevar bien. Otra cosa que he echado de menos son unas gomas de verdad, que estas no parecen nada fiables, y eso que solo he cogido la moto en el carril, sin salir a la carretera. Y claro, apareció el fallo: cuando arreglé la pérdida de aceite de la botella derecha de la horquilla, aunque desmonté las dos barras y las dos botellas, e incluso compré los dos retenes, solo cambié el que estaba estropeado, el de la barra derecha. El otro lo saqué, lo revisé y lo volví a poner, y aquello me pareció que debería tirar bien, pero en cuanto he pegado tres frenazos he visto que no; la barra izquierda pringosa de aceite.

He levantado el guardapolvos y, efectivamente, un charquito de aceite fugado de la botella a través del retén.

Afortunadamente, como he dicho antes, había comprado en su día los dos retenes (y los dos guardapolvos, que por lo visto los venden juntos),

así que solo me quedaba desmontar (otra vez, y van...) la rueda delantera, sacar la botella izquierda y cambiar el retén. Pensaba volver a utilizar el mismo aceite que tenía, de forma que lo recogí cuidadosamente en un vaso

pero como seguía goteando lo dejé debajo de la botella. Ya solo quedaba pegar el tirón fuerte y sacarla... y tirar el vaso al golpearlo con la mano en el movimiento de sacar la botella, con lo que me quedé sin aceite y además lo puse todo perdido.

Una vez puesto el retén, volver a montarlo todo, y todo bien hasta que apretando a 31 Nm, como dice el manual, uno de los tornillos de sujeción de las pinzas de freno, se partió.

Ya tenían mala pinta antes, e incluso cuando estaba apretando lo he notado, pero he hecho oídos sordos a los consejos de todos los que saben de esto (Bemeuvero, VictorR100T, etc) que dicen que los tornillos viejos no se aprietan a su par, sino a algo menos, y los he apretado a 31 Nm. ¡Con dos pares de torque!
Menos mal que parte del tornillo se ha quedado fuera y lo he podido sacar sin tener que hacer muchos inventos.

Lo he dejado sin tornillo ¿qué le vamos a hacer? El próximo día pondré nuevos los cuatro y rellenaré la botella izquierda con SAE 20. Ademas tengo que comprar aceite de motor SAE 20W50, que no me queda casi nada, quitarle un poco de tensión a la cadena secundaria de la Triumph, que está un poco mas tensa de lo aconsejable, y lavar a fondo las tres motos. De aquí a nada puedo sacar la Hondita.
La vuelta en la BMW, que estaba bajita de batería y había que cargarla un poco. Para mí que no acaba de cargar como debiera. Tal vez esté fastidiada la placa de diodos, que es lo único que me queda por cambiar de la parte eléctrica. Estaré atento.
Del viaje de vuelta nada reseñable salvo que a la altura de Montellano se me cruzó un galgo de color camuflaje de esos que suelen usar los cazadores para correr liebres y que cuando acaba la temporada los ahorcan en un olivo o los dejan abandonados. En cualquiera de los dos casos una auténtica cabronada para los perros, pero también para cualquier conductor, de nevera o de moto, que pueda encontrárselos en mitad de la carretera, atropellarlos y sufrir un accidente por ello. Desde luego deja muy bajo el nivel moral de esos cazadores. Por cierto, Pera: ¿cuantos accidentes se producen al año a cuenta de esto?. Yo ya he pillado a un galgo con la nevera y a una oveja con la Bandit, y perros atropellados en la carretera he visto unos pocos. Gracias a Dios, el galgo se libró del atropello y yo me libré de la posible piña por muy poquito. El susto todavía no se me ha quitado del todo.

No hay comentarios: