lunes, 2 de julio de 2012

308.- AHORA QUE ESTABA ACABANDO...

Pues eso, que ahora que estaba acabando con la R100GS me doy cuenta de que la he liado con los cables y encima me he equivocado al poner las pegatinas. Bueno, todo tiene arreglo.
Esta semana no he ido, como habitualmente hago, el sábado, porque esta semana había carreras en Assen y esas no me las pierdo, pero en cuanto amaneció el domingo estaba camino de Ronda. Esta vez me he ido en el coche porque tenía que llevar algunas cosas voluminosas para allá, y la verdad es que he echado de menos la moto. Con el coche se tarda muchísimo mas y se desespera uno para poder adelantar, pero eso sí, se va escuchando musiquita y siempre a la misma agradable temperatura ¡que no lo cambio, que no!
Cuando he llegado a Ronda he ido a ver la bandeja que dejé el otro dia evaporándose con el liquido de los distintos baños de limpieza por ultrasonidos. El residuo seco no puede ser mas asqueroso. Todo esto estaba en los carburadores de la R100GS ¡casi nada!


Después me he puesto a revisar la R100RS, que el viernes nos vamos para Asturias en ella y había que repasar algunas cosas. Aunque aun le faltaban 1400 km para cambiarle el aceite he pensado que mejor me voy con el aceite limpio y el próximo cambio lo estiro un poco.


Otra cosa que tampoco estaba bien era la goma delantera, esa Continental que viene plana de fábrica y que me ha durado muchísimo, de hecho todavía puede durar algo más, así que la guardaré y la vuelvo a montar a la vuelta de Asturias para machacarla junto con lo que quede de la trasera. Por supuesto, la nueva es la Bridgestone BT45 que monté el otro día en la llanta buena (la que tiene refuerzos). Esta llanta también lleva discos nuevos, de estreno. Como ya estaba montada, lo único que había que hacer, mientras se vaciaba el aceite del motor, era equilibrarla. Por cierto, la moto marca 63445 km (para ver la duración) 



He pegado los pesos un poco doblados a martillazos para que se ajusten a la llanta. Espero que no se despeguen.


Después he sacado la rueda vieja


y me he llevado los tornillos de soporte de las pinzas a pintarlos en negro, previa limpieza con el cepillo de púas, que estaban oxidados.



La horquilla me estaba tirando algo de aceite, así que he sacado las botellas, previo vaciado del aceite


y he comprobado que los retenes no estaban buenos, es más, estaban bastante chungos. Así no me extraña que tirasen aceite.


Aquí podemos ver su aspecto comparados con los nuevos.


He lijado los tubos por si tuviesen alguna irregularidad que favoreciese ese despellejamiento de los retenes, pero al tacto no he apreciado nada. De todas formas les he dado un pequeño repaso para igualar la superficie.


Y finalmente he puesto los retenes nuevos ayudándome de los viejos para colocarlos en su sitio; ya se sabe: se coloca encima del nuevo y se golpea con el martillo sobre el viejo hasta que entra bien (en la foto todavía no ha entrado bien ¿eh?).


Y he aprovechado para ir por una cervecita, y de paso le hago unas fotos al huerto de mi hermano para que vea como va.









A la vuelta, con el apoyo de la cervecita, monté la horquilla, el guardabarros y la rueda nueva.


Desmonté el manillar para tener acceso a la parte superior de la horquilla


y llené cada barra con 230 cc de aceite especial de hoquillas SAE 10. Ya lo sé, el SAE 5 va mejor, pero es el que tenía por allí, y el viernes nos vamos a Asturias ¿lo he dicho antes?



Volver a montarlo todo y a bajarla de la mesa. Un paseo para probar las pinzas y la horquilla, y aprovechando que el motor está caliente, le paso el Twinmax y le hago un reglaje de carburadores.


La dejo refrescándose a la sombra antes de lavarla, y me voy por la R100GS. Lo primero montar los cables del acelerador, del aire y del embrague. Por cierto, los del aire estan para cambiarlos, por lo menos los de abajo, ya que ambos están deshilachados y se agarran.
Después montar correctamente los fastons que van a la llave de contacto. En el mapa de cables de la moto viene perfectamente especificado dónde va cada uno de ellos: cada color a un numero; el problema es que yo veía bien el color de los cables, pero el número ni idea, y estuve un buen rato probando distintas configuraciones sin llegar a acertar la que era ¡listo que es uno! hasta que vi los números. No es tan fácil, no os creáis, que para un presbita como yo, con poca luz y la porquería que tenía aquello...


Colocados los últimos cables en su sitio me doy cuenta de que el mazo de cables se ha quedado a un lado cuando debería pasar por debajo de la tija inferior, entre ambas barras de la horquilla.


Hay dos posibles soluciones para esto: desmontar todos los cables y volver a pasarlos, o quitar la barra izquierda de la horquilla, pasar los cables y volver a ponerla. Me apunto a la segunda opción, aunque sean unos cuantos tornillos.
Y ya que estaba con la llave bien puesta ¿quien se resiste a ver si arranca? Llené las cubas de los carburadores de gasolina y probé. He aquí el resultado:

video

Y para acabar, la última metedura de pata. Había pedido las pegatinas del depósito por ebay y me han llegado con tiempo para ponerlas. ¿Quien se resiste a eso? Yo no, pero lo peor es que no acababa de ver cómo había que ponerlas, es decir, si una era en un lado y la otra en el otro, o viceversa. Por más que probaba no me acababa de convencer, y al final opté por la que más me convencía. Cuando vuelvo a casa y comparo con otras GS de internet veo que me he equivocado. Las he puesto al revés. Pues así se van a quedar.



Y aquí se acabó el día. Le di un buen lavado a la R100RS y lo dejé todo listo para el viernes (creo).


La R80ST esperando turno con el cubito debajo del cárter, la R100RS preparada, arreglada, limpia y deseando hacer kilómetros, y la R100GS esperando el último empujón. A ver si es verdad.
Y por poco se me olvida: esta tarde, a las 15 horas, mas o menos, la R1100S ha pasado la ITV. Los dbkillers que le fabricamos y que después mejoré en casa (todavía me pica la barriga de la fibra de vidrio) han conseguido que el atronador ruido de esa moto se quede en 92 dB. Los quitaré y los guardaré para la próxima, y en cuanto pueda le vuelvo a poner la quilla y le quito el caballete.

No hay comentarios: